Thursday, 25 March 2021

Contranatura

  


Será de día o será de noche 

cuando la naturaleza 

ejecute su justa venganza. 

Y será implacable, 

lanzándonos hojas secas, 

precipitando en nuestra cara  

una lluvia de metano. 

No descenderá el consuelo 

sino el monstruoso 

soberano de Gila

con sus líquidos rencores, 

bañados todos 

de acumulada rabia. 

La naturaleza harta ya 

de la infamia y la mutilación, 

escupirá a sus hijos, 

a esos que alguna vez 

le dedicaron el altar más venerado, 

y que al final, 

dejaron de llevarle flores

abandonando los cultivos, 

la inocente ofrenda

en la perfección de lo hermoso.


¡Cuánta oscura magia

brotará de sus cráteres! 

De sus filosas cordilleras 

ordenadas todas

como espinazo y como astilla. 

Se escurrirán los magmas

para fundir urbanidades.

Sus silencios,

más oscuros últimamente, 

resguardarán la tormenta.

No hace falta predicción.

El estertor en las cavernas 

se convierte en cataclismo

que ensangrentadas lunas

vaticinaron mes con mes.

Bajo el caparazón de una tortuga, 

asfixiada de polímeros, 

se inflamaba la desdicha.

Alguien puso ese hueco

en sus oídos 

para escuchar en vez del mar

la nada. 

Un cetáceo a solas canta

las canciones más amargas

que introducen los tsunamis

tierra adentro.


Velorios submarinos 

de la suciedad

que llevamos manifiesta,  

verdugos diminutos,

casi virus, casi viento

nos atraviesan por la sangre. 

Se endurecerá la piel

de aquel árbol sempiterno, 

mutilado, 

que jamás alzó la voz

por mera compasión hacia nosotros.

El bosque entero 

se secará de pronto 

para ya no dar refugio ni alimento,

para ya resquebrajarnos. 

Se secará como los mares 

pudriendo el trigo bajo el lodo, 

pues tanta tristeza 

tanto derrumbe provocado 

no volverá a ser colmado 

por el sol ni las estrellas.


Santa María Regla,

Huasca 2021.

Friday, 26 February 2021

Claroscuro

Presencié, 

el nacimiento de la luz 

bajo un sudario  

de espasmos, 

justo al minuto cero

en el horizonte.   

Y presencié 

el flamígero mutismo 

de esa luna herida

por un rasguño de lechuza... 

o quizá fuera una nube

que surgió del canto 

y las esferas,   

vibrando filamentos, 

claves, notas, 

sobre la hierba. 

En la tosquedad 

de la penumbra que, 

abundante de misterios, 

dormitaba tiernamente. 


Yo presencié la presencia. 

Retiré de mis ojos 

el saco vitelino de lo oscuro, 

su bruma espesa 

que rodeaba mi cabello

y mi labia virgen. 

Nadie había, nadie, 

en aquel entonces pétreo. 

Inhóspitos eran los bosques, 

tímidos, callados. 

Ninguna voz 

se ufanaba de su estruendo.

Todo era puro, todo, 

primigenio.

Wednesday, 20 January 2021

El Huatengo. San Pedro Tlaquilpan

láloc colmado de agua, 

repleto de sueños 

derramó su dulce labia 

en el Huatengo. 

El croar de las ranas

nos arrullaba 

bajo la teja y el adobe

después de la creciente lluvia 

que haría surgir también 

al ajolote. 

Azuleaba el paisaje

desbordado en las orillas

para surcir sus extremos

con jugosos tallos verdes.

Pareciera que la muerte 

ya no fuera muerte

ni que la vida 

ya no fuera vida

sino una flor

entremezclada,

o una hormiga quizá 

que me acompañe en mi partida, 

cuando lo que piense 

bajo esa montaña que trituran 

y el pensamiento de otra piedra

que he lanzado hacia los cielos

sean básicamente lo mismo. 

Cercanos ambos a la luna, 

abundante siempre, 

de enjoyadas imaginerías. 

Y no nos resta más que esperar 

a ser pulverizados, 

o a realmente, 

ser perdonados

por los astros.

Thursday, 31 December 2020

San Miguel Regla


El bosque murmura

los pétreos anhelos de un conde, 

justo en ese jardín 

donde los cuervos timbraron 

las venas de la tierra. 

Fue su palacio de hojas, 

su recinto de pesares solitarios. 

¿Cuántas veces habrá paseado 

imaginando veredas de oro

y caminos de cuarzo titilante 

para apaciguar sus vacíos?

Mi infancia aún brota 

en el mismo manantial 

donde él apagaba su sed. 

Ni con todas sus minas

pudo compensar 

la belleza del cielo y la nube. 

Las flores son de los vivos, 

mas no de los muertos. 

Poderoso y rico es quien respira. 

El agua liberada   

aún es de témpano y turquesa, 

y los peces

en la corriente se adormecen

con sigilo. 

He gritado mi nombre 

en ondulosas cuevas, 

encontrándolo solo,

temblando, 

bajo la infinita hojarasca.


Si bien es cierto, 

aquí soy dueño de todas las formas, 

y mi reino lo he fundado 

en el minúsculo caparazón

de un tímido molusco 

a la orilla del lago,  

en la húmeda bellota

cubierta de seda 

por el vientre de la araña. 

El domo

de una hoja seca de durazno 

es mi pequeña alcoba. 

Porque mi reino abarca 

lo que abarca el aire, 

lo que consume el fuego 

y la noche palpa. 

Le he vuelto a gritar mi nombre 

a la oscuridad de la caverna, 

pero me ha respondido 

la cansada voz de un conde

atrapado en los ecos 

que corren y corren 

sin poder hallar su destino.

Saturday, 31 October 2020

Colibrí

 




Delicado colibrí,

¿adónde está tu hogar?

¿En qué pequeño pico

se esconde el néctar de la flor?

Metálico verde

tus plumitas supersónicas,

y el dorso deslumbrante

con tu espalda aturquesada.

¿Tendrás familia?

¿Esposa o amante?

¿Acaso un hijo?

Casi rozas mi aliento

cuando sostenía mi libro

en la somnolencia del jardín.

Quiero ser como tú,

a quien el viento empuja

con dulzura a su compás.

Wednesday, 30 September 2020

Evocarás

 Un fruto en espera 

de probar tus labios 

Un perro que recupera 

su salvajismo 

una vez que es lanzado a la calle. 

Evocarás cada uno de los ecos

que han dejado mis labios sobre ti. 

Monday, 31 August 2020

Floral

Cántico amielado

en la garganta floral

de un ave remota, 

blanca como rosal de nubes 

justo arriba del pistilo 

donde respira el sol 

sobre un petalopárpado.

¿Alguién se preguntará 

que es un petalopárpado?

Que le pregunte a la flor 

mañana al asomarse el alba.