Monday, 29 December 2014

Penitencias




Que se consuma el tiempo

en su vapor de aliento desgarrado.

Que se calcinen los astros

en el caldero tibio de su entraña.

No he mirado hacia atrás.

Desde hace mucho que no miro

a ninguna parte.

El futuro es una insana fábula.

Muerdo las contrariedades

de todo porvenir imprevisible.

Se han muerto las abstracciones

que hacíamos de nuestra imagen.

Que se consuma el tiempo

en su propia y enlodada utopía.

A lo mucho, 

seguir batallando por un deber

irreprochable a la química y la célula.

Pero que me deje en paz el año por venir,

pues yo no dependo de sus giros

ni de sus arbitrarias penitencias.



                *       *       *
  

No comments:

Post a Comment